Penagos apuesta por el compostaje para la eliminación de biorresiduos de origen doméstico y municipal.
El Ayuntamiento de Penagos desarrolla políticas orientadas hacia el desarrollo sostenible desde hace más de una década. Fomentando la participación social en el diseño de proyectos a través de modelos participativos como la Agenda 21 Local o con la redacción y aprobación de un Plan Estratégico de Sostenibilidad que recoge 8 líneas estratégicas y 194 acciones, que se pueden realizar en el ámbito local para mejorar aspectos sociales, económicos y ambientales. Además de otras iniciativas ambientales relacionadas con el turismo, cultura, juventud…
En este marco se encuentran los programas relacionados con el reciclaje, concretamente el compostaje que Penagos pretende poner en marcha durante este año 2017. Para ello desde el Ayuntamiento se han solicitado dos proyectos a los Planes de Impulso al Medio Ambiente, PIMA que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, MAPAMA, ha convocado recientemente.
Se trata de dos proyectos que comparten objetivos: fomentar y facilitar el compostaje entre los vecinos, pero articulados de modo diferente. Por un lado fomentar el compostaje a nivel doméstico a través de una estrategia piloto que prevé actuar directamente en 25 hogares, aportando toda la información y herramientas necesarias. Por otro lado crear una instalación equipada y de acceso público para dotar a todo el municipio de un servicio de gestión de biorresiduos, tanto de origen doméstico como del mantenimiento de espacios públicos, servicio hasta ahora inexistente.
Una vez se inicien los proyectos se realizará un acompañamiento y seguimiento técnico, de todas las acciones, para analizar los resultados que serán publicados y difundidos durante 12 meses. El carácter innovador y piloto de las iniciativas presentadas será extrapolable a otros municipios de Cantabria.
El Plan PIMA-Residuos pretende fomentar la recogida separada de la fracción orgánica (biorresiduos) y su tratamiento biológico posterior ya que es la medida que mayor influencia tiene en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero asociada al sector de los residuos, puesto que se evita su depósito final en vertedero y por tanto, el proceso de degradación generador de dichas emisiones.
Los beneficios obtenidos desde el punto de vista de la política de lucha contra el cambio climático, se suman a los beneficios ambientales asociados al cumplimiento de los objetivos comunitarios de gestión de residuos: incremento de las cantidades de residuos de competencia municipal destinadas a reciclado y reducción del vertido de residuos biodegradables. Así como los beneficios económicos asociados a la generación de empleo como consecuencia de la implantación de la recogida separada de biorresiduos y de la construcción y explotación de nuevas plantas de tratamiento en las que se produce compost de calidad que puede ser comercializado como enmienda orgánica. La aplicación de ese compost al suelo contribuye a la mejora de su fertilidad, al ahorro de recursos y al secuestro de carbono en el mismo.

 

 

 

Volver