Hoy me gustaría hacer un reconocimiento a la sanidad que tenemos en esta Región y en España. Hemos tenido una parada cardiaca y he podido comprobar el trabajo de la médica y enfermera del consultorio, de los efectivos de la ambulancia de Sarón y de los técnicos, enfermero y médica de la Ambulancia medicalizada en su difícil labor en el límite entre la vida y la muerte. Por desgracia no se pudo hacer nada por salvar la vida de nuestro vecino, pero estuvo atendido por las mejores manos.
Me ha parecido importante, en estos tiempos en los que parece que todo va mal, resaltar las cosas buenas que tenemos y el trabajo de los buenos profesionales, de la sanidad pública.

 

 

 

Volver