Cuarenta vecinos del municipio asistieron a la charla informativa sobre la avispa asiática organizada por la Asociación Montañesa de Apicultores, el Ayuntamiento de Penagos y el Gobierno de Cantabria.
Durante las más de dos horas que duró el acto se acordó la creación de un grupo de control y seguimiento integrado por vecinos, agricultores y apicultores de la zona y que, además, contará con el apoyo del Ayuntamiento.


Este grupo de voluntarios, que volverá a reunirse el próximo lunes, tratará, entre otras medidas, de contabilizar el número de capturas con el propósito de ampliar la información disponible hasta el momento para combatir su expansión y minimizar su impacto entre la flora y fauna local.
El primer caso registrado en Cantabria data del año 2013 en Rasines y desde entonces su propagación por toda la región ha sido imparable.

 

 

 

Volver