Drácula ya duerme plácidamente en su castillo y es el momento de dar las gracias a todas las personas que hacéis posible esta fiesta. A Pablo nuestro Drácula, nuestras admiradas cantantes locales Melania y Vicky. A nuestros monitores , al equipo de obras, equipo de luces y sonido, voluntarios , a Raúl Campo y su escuela de baile y a tantos de vosotros que con vuestra presencia habéis conseguido poder hacer una noche especial...pasada por agua. Y por último reconocer a Martha, su trabajo, como coordinara de esta locura de miedo.

  

  

  

 

 

 

Volver