El Ayuntamiento organizará en mayo, un viaje a la feria del caballo de Jerez y los patios de Cordoba, complementado con las visitas a Cadiz y Medina Azahara.
 
 No te pierdas la mejor feria del mundo, totalmente pública, al contrario de otras ferias. El visitante se puede sentir como uno más pudiendo acceder sin mayor problemas a todas y cada una de las casetas.
 
Jerez celebra la Feria del Caballo, declarada de Interés Turístico Internacional, que es junto con la Semana Santa la mayor y más importante fiesta de Jerez de la Frontera (Cádiz).
 
Es costumbre en la feria vestir con traje de corto, si se monta a caballo, vestido de gitana para las mujeres y de media etiqueta durante la noche.
 
Las bebidas típicas de la feria de Jerez son el oloroso, el vino fino y sus combinaciones con refrescos –rebujito (fino), mulatita (cream), mulatito (oloroso seco) y jerezano (amontillado)-.
 
La comida es muy variada, pero centrándose en el pescaíto frito y guisos típicos, como la cola de toro, las tagarninas esparragás, el menudo, berza jerezana y por supuesto los mejores mariscos y chacinas.
 
A diferencia de la mayoría de ferias, que mantienen un diseño uniforme de todas sus casetas, la Feria del Caballo permíte que cada caseta tenga un diseño distinto. Es más, el ayuntamiento realiza varios concursos de casetas en cada edición: mejor caseta de empresa, mejora caseta de asociación, mejor caseta de esquina (por la dificultad de decorar dos flancos), etc.
 

 

 

 

Volver